Villa de Cangas del Narcea, 10 enclaves de interés

Qué ver en la villa de Cangas del Narcea, 10 enclaves de interés

Cangas del Narcea, un sueño de vegetación y fauna

Como abrazada por la Madre Tierra, la Villa de Cangas del Narcea, capital de este concejo, se encuentra embebida por las verdes montañas escarpadas de la Puerta de Asturias. Enmarcada en la comarca de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias que puedes conocer en este post.

Este paraje asturiano es de por sí, un lugar con magia y encanto que hace las delicias de cualquier viajero amante de la naturaleza.

Cuando viajo fuera y digo que soy de Cangas del Narcea, enseguida me devuelven una sonrisa y comentan lo fascinados que se quedaron en su visita al Bosque de Muniellos, la increíble sensación al ver a un oso pardo libre tan de cerca o lo que disfrutaron hospedándose en una de las muchas casas rurales de la zona.  

Pero hoy vengo a hablaros de la Villa de Cangas, una villa de señorío, cuna de artesanos, de casonas centenarias, con gastronomía y vinos de elaboración propia y las huellas de un pasado pre-románico y romano conservados con el mejor de los esmeros. 

Una villa asturiana de referencia y de visita obligatoria si te gusta el turismo rural y la historia, que en Cangas del Narcea se cuenta en cada piedra y a cada paso.

Barrio de Entrambasaguas y El Cascarín

Los barrios más antigüos de Cangas del Narcea

Testimonio de la época medieval asturiana, el barrio de Entrambasaguas o Ambasaguas y El Cascarín aún mantienen su morfología tradicional. 

En el barrio de Entrambasaguas, que recibe su nombre por la confluencia de los ríos Narcea y Luiña, se conservan construcciones y edificios de gran interés histórico y artístico como el Palacio de Uria, la casa de Llano Flórez, el puente medieval o la central eléctrica.

Palacio de los Uría

Con una posición privilegiada, en la desembocadura del puente romano, fue levantado por descendientes de los Uría y los Queipo de LLano en 1712.

Puente medieval del siglo XIII

Popularmente conocido como Puente Romano, pero de estilo medieval, aún hoy conserva su trazado curvo y sirve de paso entre el Barrio de Ambasaguas y la villa. Le sigue limítrofe el barrio del Cascarín, con calle empinada que ofrece una estampa de casas antiguas de gran belleza.

Antigua casa de Llano Flórez.

Fue el último palacio que se construyó en la Villa de Cangas del Narcea y en ella vivía un linaje muy antiguo resultante de la unión de los Llano con los Flórez-Valdés de Besullo. El comienzo de la construcción data de 1575

Capilla de la Virgen del Carmen

Protección y pertenencia, el sentimiento de un pueblo

El caserío del barrio de Entrambasaguas se organiza en torno a este santuario. 

Construído en la primera mitad del siglo XVIII y costeado por los feligreses de la Virgen del Carmen, esta capilla es el punto de encuentro de una de las fiestas más aclamadas en la localidad canguesa, las fiestas del Carmen, y cuya celebración se da el 16 de julio de cada año.

La descarga de Cangas del Narcea

Devoción con sonido de voladores

Cada 16 de julio, cuando la imagen de la Virgen del Carmen sale en procesión, los cangueses hacen honor a su devoción con una singular descarga de voladores que organiza la Sociedad de Artesanos de Cangas del Narcea y que no deja indiferente a nadie. 

Es un evento ensordecedor, pero a la vez de esos que hacen que se te ponga la piel de gallina. 

Un momento que se vive con gran fervor y que los vecinos de Cangas saben transmitir a los visitantes. Prueba de ello es que la fiesta acoge cada año a más de 50.000 personas

Casco antiguo de Cangas del Narcea

Cuna del Palacio de los Omaña, Palacio Peñalba y Palacio Sierra-Pambley

Lugar de gran efervescencia y centro neurálgico de los cangueses, el casco histórico de la villa de Cangas con su Plaza Mayor es de una belleza y riqueza en patrimonio inigualable. 

En ella se erige el Palacio de los Omaña, declarado en 1981 Monumento Histórico-Artístico  y Bien de Interés Cultural en 1992. Hoy día reconvertido en Casa de Cultura de Cangas Del Narcea y que merece la pena la visita por los restos de la época que aún se conservan en él. 

El Palacio de Omaña en la Plaza Mayor, junto con el de Sierra-Pambley en la calle de La Fuente, es uno de los más antiguos de la villa de Cangas y residencia en el siglo XV de los Omaña, miembros ilustres de la época. 

El Palacio Peñalba o Cienfuegos, recientemente incluido en el inventario del Patrimonio Cultural de Asturias, es uno de los principales exponentes de la construcción palacial urbana de Asturias del siglo XVIII. Reformado para ser convertido en casa de vecinos y fonda.

Basílica Santa María Magdalena

Antigua Colegiata

Ubicada junto al puente colgante de Cangas del Narcea, uno de los símbolos de la localidad, la basílica construida en el siglo XVII, constituye una de las mejores muestras del barroco asturiano

Con una nave única, tres capillas laterales a cada lado y cabecera cuadrada de tres ábsides, esta basílica contó con el maestro de obras de la Alhambra de Granada.

Auspiciada en su día por Fernando Valdés y Llano, cangués que entonces era arzobispo de Granada. Como anécdota te contaré que este personaje ilustre fue el único asturiano retratado por Velázquez

Monasterio de Corias

El Escorial Asturiano

Fundado en 1032, en su origen románico y, dando hospicio a monjes benedictinos, en el siglo XVI se reformó en estilo renacentista para finalmente acabar luciendo un estilo neoclásico y alojando, aun en la actualidad, a monjes dominicos

Hoy día sirve de Parador Nacional y ofrece visitas guiadas. 

En la planta sótano del parador se encuentra un museo con los restos de la iglesia fundacional del siglo XI y se exponen las reliquias encontradas en las excavaciones, como un sarcófago de la época.

Palacio Conde Toreno

Sede del Ayuntamiento de Cangas del Narcea

Una joya arquitectónica, el palacio más monumental de todo el concejo de Cangas del Narcea y uno de los más importantes de Asturias

Declarado Bien de Interés Cultural, construido en 1689-1701, albergaba a la familia del Conde de Toreno, personaje ilustre de la época.

La estética es la del barroco español, de planta rectangular y organizada en torno a un patio central porticado. Un palacio que hoy día alberga la sede del Ayuntamiento de Cangas del Narcea y que conserva su esencia y los escudos de la época en todas sus fachadas. 

En las inmediaciones se encuentra la casa de Moreno, en el viejo camino real que desde Tineo pasaba por Corias, atravesaba la villa y llegaba al puerto de Leitariegos y de ahí a León.

Vestigios de la minería

Carbón en el último siglo y oro de la época romana

Como la gran mayoría de concejos de Asturias, Cangas del Narcea también fue minera. En su honor se encuentra en una de las animadas plazas de la villa el Monumento al Minero, muestra de la actividad minera de la industria del carbón

Pero antes de esto, ya en la época romana, había minería del oro. La presencia de oro en la zona de las montañas de Cangas del Narcea es una realidad y los restos de aquellas extracciones aún moldean el paisaje que recorren los visitantes en una ruta que discurre por un trazado de poco más de nueve kilómetros: la ruta del oro.

Comer en la Villa de Cangas 

Tapeo por la zona antigua

En esta zona de la calle Mayor también podemos disfrutar del buen comer y de vinos de denominación de origen DOP de producción propia.

Hay infinidad de bares y restaurantes donde además de disfrutar de platos típicos de la cocina canguesa puedes hacerlo con tranquilidad, ya que Cangas del Narcea se encuentra en la Red Cangas Sin Gluten y la gran mayoría de establecimientos cuenta con información sobre la enfermedad celíaca y la dieta sin gluten. 

Paseo del Vino

Un relajante paseo entre agua y vino

El paseo del Vino de Cangas del Narcea comienza en el barrio de San Tisu. Por el camino, que transcurre por el margen izquierdo del río Luiña, puedes ver las numerosas bodegas que allí se encuentran, algunas de ellas usadas para elaborar vinos de forma tradicional y familiar. 

Este lugar acoge al Museo del Vino de Cangas, en él encontrarás la historia vitivinícola del concejo en una agradable visita. 

El paseo es de lo más relajante y natural, recorre la ribera y te sumerges en la vista de los fresnos, sauces, alisos…Permanece atento porque es probable toparse con una graciosa ardilla o alguna nutria. 

Los paneles informativos sirven de ayuda para entender las construcciones que han servido para el aprovechamiento del río y su cauce, como las estacadas y los molinos. 


Las 10 cosas que ver en Cangas del Narcea espero te sirvan, viajero, para llevarte el mejor recuerdo posible de mi tierra, aunque es solo una muestra de lo que para mí significa la Villa de Cangas, mi villa. 

Te espero para recorrer su calles y la historia que cuentan. 

La luna pesca en el charco
con sus anzuelos de plata.
El sapo canta en la yerba
la rana sueña en el agua.
Y el cuco afila la voz
y el pico contra las ramas.

“Encanto de luna y agua”, bella fusión de Alejandro Casona (dramaturgo cangués) de dos cancioncillas populares locales que el poeta ha recreado con aportaciones personales.
× Available from 14:00 to 20:00 Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday